La tarea invisible de los centros especiales de empleo

centro especial empleo

Comparte la noticia:

Es posible que tengas poca información acerca de los centros especiales de empleo de la Comunidad de Madrid, ya sea por desconocimiento o porque hablamos poco del tema en el día a día de nuestra comunidad. La tarea que desarrollan en la sociedad es simplemente inmensa y debería tener mayor repercusión por su importancia social. Estos centros forman parte de la cadena que ayuda a todas aquellas personas que sufren una discapacidad a incorporarse con total normalidad en el mercado laboral real, dando la oportunidad de desempeñar una carrera profesional como cualquier otro ciudadano.

Los centros especiales de empleo de la Comunidad de Madrid¿Cuál es la principal misión de los centros especiales de empleo?

La principal misión es la de identificar las necesidades laborales de aquellas personas que sufran alguna discapacidad y cómo lograr dotarlas de un puesto de trabajo productivo, analizando qué necesidades tienen las empresas y facilitando al personal necesario para desarrollar una tarea en su seno.

Y este proceso, ¿cómo se lleva a cabo?

El proceso de inserción de una persona con discapacidad en el mercado laboral empieza con la selección del personal en sí misma. De la misma manera en que aspiras a un puesto de trabajo, los centros especiales de empleo analizan personalmente cada caso, conociendo la formación y la experiencia previa contenida en cada uno de los currículos recibidos. Una vez filtrados, se procede a abrir un periodo de entrevistas y/o pruebas destinadas a seleccionar al o la aspirante ideal al puesto vacante.

Cuando se ha seleccionado al aspirante ideal para el puesto, se abre el proceso de contratación. Esto supone su entrada en el mercado laboral, garantizando un puesto productivo, bien remunerado y que cumpla con el propósito de satisfacer al contratante, pero también al contratado.

No obstante, los centros especiales de empleo también prestan mucha atención a la formación constante y dotar a las personas de habilidades que puedan necesitar y desarrollar en sus tareas laborales. Debes saber que estos centros de trabajo componen sus plantillas con un mínimo del 70 % de trabajadores y trabajadoras con alguna discapacidad igual o superior al 33 % que desarrollarán tareas productivas en un ambiente laboral real. Esto permite una formación especializada y continua a todas las personas que hay contratadas en esos centros laborales.

El valor social de los centros especiales de empleo

¿Sabías que los centros especiales de empleo tienen un valor social incalculable? Uno de los valores más importantes reside en el acompañamiento del trabajador con discapacidad hacia el mercado laboral ordinario, meta final del proceso de inserción de estos trabajadores. Esto se consigue en el tiempo en que las personas con discapacidad desarrollan sus tareas laborales, logrando que puedan mejorar y ampliar sus capacidades profesionales en un entorno laboral.

En el proceso se crean rutinas, se aprenden técnicas de productividad, se enseña a afrontar positivamente los retos, o algo que a primera vista pueda parecerte tan sencillo como es aprender a gestionar el tiempo.

Así es como estos trabajadores podrán, eventualmente, dar el salto a otro empleo, lo que supondrá la entrada en el mercado laboral ordinario y un avance en su autonomía personal como ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *